19 junio, 2024

Venezuela, brevemente abierta a unas elecciones limpias, vuelve a dar marcha atrás

Los funcionarios venezolanos rescindieron una invitación a la Unión Europea para observar las próximas elecciones presidenciales del 28 de julio, otra clara señal de que es poco probable que el presidente Nicolás Maduro ceda el poder a pesar de permitir que un candidato de la oposición se presente contra él.

Después de meses de represión intensificada por parte del gobierno de Maduro, que prohibió a los rivales legítimos participar en las elecciones, encarceló a opositores políticos y tomó medidas enérgicas contra la sociedad civil, la autoridad electoral del país sorprendió a muchos en abril cuando permitió que el ex diplomático Edmundo González se registrara como candidato de la oposición. 

El gobierno venezolano se ha visto asfixiado por las sanciones de Estados Unidos y la UE a la vital industria petrolera del país, y algunos expertos dicen que Maduro permitió que González se postulara sólo porque podría ayudarlo a influir en Washington y sus aliados para que suavizaran las sanciones.